Quinta Angustia, la primera Hermandad de Capa


Es curioso como tras la prohibición de la capa larga a toda la población española durante el Reinado de Carlos III, que proponía la sustitución de las arraigadas capas largas y los chambergos -enormes sombreros de ala ancha similares a los que utilizan los seises de la Catedral- por capas cortas y el sombrero de tres picos o tricornio, diera comienzo en Madrid el histórico motín de Esquilache, precisamente un Domingo de Ramos de 1766.

Alguacil cortando capas
Curioso es también que quien intermediara ante el Rey fuera, -como aparece en el cuadro de Goya- el  Padre Yecla, fraile franciscano, de los que predicaban por las plazas, trayendo como insignias de penitencia una corona de espinas ceñida a las sienes y una soga al cuello, encenizada la cabeza y un santo crucifijo en la mano, que por cierto ¿No les recuerda lo de la corona y la soga a los primitivos nazarenos del Silencio?

El motín de Esquilache. Francisco Goya.
Lo que está claro es que antes que pasaran tres generaciones la Hermandad de La Quinta Angustia, aprueba las nuevas túnicas de los nazarenos en 1856 agregando una capa larga color crema, con el anagrama JHS en rojo y sobre el antifaz el escudo bordado del corazón con los siete cuchillos, la túnica de color morado con escapulario y cíngulo del mismo color con borlas, guantes negros, calcetín blanco y zapato negro con hebillas, estrenándose la nueva túnica el día 9 de Abril, del año 1.857, en el que estrenaran por primera vez las medallas de los hermanos además de recibir el título de Pontificia.

Litografía en la que podemos observar las capas color crema.
Creando así el concepto de “Hermandad de capa” al convertirse en la primera Hermandad de Capa y dando un nuevo sentido estético en los cortejos.

Según los datos de la Hermandad en el año 1867 se vuelve a las antiguas túnicas de los nazarenos, pero suponemos que es este año cuando se cambia la capa al color morado y el escapulario se funde con el antifaz.


Fotografía del año 1923
Como dato curioso de un paso actualmente desaparecido  sabemos que en 1858 la Hermandad de la Quinta Angustia estrena el paso alegórico del Dulce nombre de Jesús que
aparece en la litografía de Grima y en la foto posterior.

Hay autores que intuyen que la incorporación de la capa en el panorama cofrade tuvo mucho que ver con el ambiente romántico existente en la "Sevilla de los Montpensier", durante dicha centuria, aunque la capa utilizada ya era la corta y no la larga. Pero no creo que fuera así, ya que vistos los datos históricos, en este supuesto se hubiera agregado y mantenido la tradición de una capa corta, o capa española en los nazarenos.

Tal vez lo más lógico sería pensar que la inspiradora fueran las capas largas utilizadas por algunas congregaciones religiosas, como Dominicos o Jesuitas, en el caso de Quinta Angustia por la vinculación de la Hermandad con la Orden del Carmelo incorpora las de color crema de los Carmelitas.
Tres años despues en 1861 Carreteria la incorpora a la túnica de los nazarenos que era de lana de merino negra. Y ocho años más tarde será Monte-Sión quien apruebe incorporar la capa negra de hábito de los Dominicos.

No sabemos exactamente cuando se incorpora la sandalia color avellana, aunque según el nazareno de Hohenleiter devio ser en el primer cuarto del S XX, ni las bocamangas de lanilla color crema en sus sotanas que configuran la tan elegante túnica de esta Hermandad.
O.L.O.